Como especialistas en reformas en San Sebastián de los Reyes vamos a desvelarte cómo reformar tu cuarto de baño sin necesidad de quitar los azulejos. Y es que existen numerosas opciones para dar un cambio de imagen manteniendo las paredes. ¡Te lo contamos!

Ideas para reformar tu baño sin quitar azulejos

reforma un baño sin quitar los azulejos

Actualmente es posible realizar una reforma de cualquier espacio sin necesidad de meternos en grandes reformas ni cambios. El baño es una de las zonas que puede ser transformada por completo sin tener por qué retirar los azulejos.

Una de las soluciones es colocar losetas vinílicas encima de las antiguas baldosas. Puedes hacerlo o bien en todo el baño o únicamente en una de las paredes para crear así un contraste visual que dará un aire renovado y diferente a tu baño.

Este tipo de vinilos está especialmente pensado para resistir las condiciones de humedad y los hay de numerosos diseños y acabados. Una de las tendencias actuales es el estilo hidráulico, un tipo de baldosa decorativa que está en pleno apogeo.

Otra buena alternativa puede ser pintarlos. Los fabricantes de pintura han ido perfeccionando cada vez más las tintas y, gracias a ello, es posible obtener acabados espectaculares. Además, el mantenimiento y la limpieza son también muy fáciles, por lo que no tendrás problema si pintas los azulejos en que estos se mantengan perfectamente.

Otras opciones en el baño

Más allá de las paredes, existen muchas opciones para hacer una reforma en el baño sin quitar los azulejos. Si quieres aprovechar mejor el espacio puedes optar por construir un mueble o estantería a medida y aprovechar los espacios muertos para disponer de mayor almacenaje.

También puedes cambiar los sanitarios, que siempre son los que más sufren la corrosión por el paso del tiempo y el constante uso. Esto apenas te implicará grandes cambios, pero el resultado se notará.

Otro cambio que hará que tu baño luzca como nuevo es cambiar los muebles. Puedes optar por hacerlo a medida de tus necesidades, incluyendo estantes y zonas de apoyo donde colocar objetos decorativos y disponer también así de mayor comodidad.

En conclusión, reformar un baño sin quitar los azulejos es posible y, además, muy fácil. Lo más importante es contar con una empresa con experiencia demostrada que te dé la total garantía y seguridad de que obtendrás el mejor resultado. Si estás interesado, puedes pedirnos tu presupuesto personalizado aquí: presupuestos de reformas

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

Recent Posts

Dejar comentario

Doce + Trece =