Como especialistas en reformas en San Sebastián de los Reyes vamos a explicarte una de las eternas dudas de muchas personas cuando quieren hacer una reforma: cómo quitar el gotelé de las paredes fácilmente. No te preocupes porque… ¡es más sencillo de lo que parece!

El gotelé es una técnica que se popularizó mucho hace algunas décadas y se convirtió en la tendencia imperante en la mayoría de los hogares. A día de hoy, la moda en interiorismo ha cambiado y este tipo de pintura ha quedado desfasado.

Para quitarlo, hay que tener en cuenta en primer lugar cómo está acabado el gotelé. Esto puede ser con pintura plástica o al temple. Esto puede saberse mojando la pared con agua: si esta es absorbida, significa que está acabada al temple; si resbala, el acabado fue hecho con pintura plástica.

Pasos para saber cómo quitar el gotelé de las paredes al temple

En el primer supuesto, es decir, que el acabado sea al temple, podremos retirar el gotelé de forma bastante sencilla. El modo más simple es humedecerlas con agua y utilizar una brocha o rodillo y esperar a que el agua penetre.

Una vez haya sucedido esto, cogeremos una espátula y podremos eliminarlo fácilmente. Normalmente, quedarán restos y defectos del trabajo realizado que podremos tapar con un poco de masilla. Cuando esté seca, aplicamos imprimación fijadora y ya estará lista para pintar de nuevo.

quitar el gotele al temple

Pasos para retirar el gotelé de pintura plástica

Este tipo de terminación es más complicado de eliminar, pero no imposible. Para ello, podemos aplicar un decapante para relieves, lo cual hará que la pintura se reblandezca y podamos terminar de quitarla con una espátula.

Si esta técnica no nos funciona, lo cual puede acontecernos, existe otra vía que es alisar las paredes con masilla renovación. Realmente, aquí no estaremos quitando el gotelé, sino cubriéndolo con este tipo de pasta especial.

Se trata de un proceso un poco más costoso, ya que habrá que repetir la operación y lijar la superficie varias veces hasta conseguir un buen acabado. No obstante, el resultado merecerá la pena y, con un poco de paciencia y temple, pronto tendremos la pared para pintar.

Así de fácil es quitar el gotelé de las paredes. Solo tienes que seguir con atención los consejos que te hemos dado para saber cómo quitar el gotelé de las paredes fácilmente y conseguirás que tus paredes luzcan lisas y más modernas y actuales. ¡A por ello!

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

Recent Posts

Dejar comentario

Once − 7 =